Sep/Oct 2014  |  Núm. 9


El arte de defraudarte

Clifford Irving: mejor escritor que defraudador

Su fama como escritor fue sobrepasada por su fama como defraudador. Clifford Irving se volvió famoso por intentar engañar al mundo entero con la patraña de que había sido elegido por el multimillonario Howard Hughes para escribir sobre su vida, la cual fue llevada a la pantalla cinematográfica (esto sí de manera legal), y en donde fue Leonardo DiCaprio quien se encargó de personificar a Hughes en la cinta El aviador.

El plan de escribir la autobiografía ficticia del famoso magnate, aviador e ingeniero fue fraguado durante una reunión en España, entre Irving y su amigo Richard Suskind. De inmediato, Irving se puso en contacto con su editor en McGraw-Hill; le dijo que Hughes le pidió que escribiera su biografía, y también aseguró que había mantenido correspondencia con él y que tuvieron numerosas entrevistas clandestinas. La opinión pública era conocedora de que Hughes tenía inclinación por reunirse en lugares remotos y aislados, lo cual hizo la historia más creíble.

McGraw-Hill cayó en el garlito y acordó los términos del contrato que fue suscrito con firmas falsificadas por Irving en nombre de Hughes. La editora le pagó 765,000 dólares, de los cuales 100,000 serían para Irving y el resto para Hughes.

La reacción vino el 7 de enero de 1972. Hughes organizó una conferencia telefónica con siete periodistas que lo conocían y reconocerían su voz. La entrevista fue televisada y, durante la misma, denunció que ni siquiera había llegado a conocer a Irving. Éste trató de defenderse argumentando que la voz era una falsificación.

El abogado de Hughes presentó una demanda contra McGraw-Hill y Clifford Irving y al escritor no le quedó más remedio que confesar. Él y su amigo Suskind fueron acusados de fraude y declarados culpables. Irving pasó catorce meses en prisión y devolvió voluntariamente el anticipo a sus editores. Tras su liberación, continuó escribiendo libros, entre ellos varios best sellers, como Tom Mix and Pancho Villa, Final Argument, Daddy's Girl, y ¿cómo no? su Autobiografía que, curiosamente, también fue llevada al cine.

El libro sobre Pancho Villa, hasta donde sabemos, lo escribió sin que el “Centauro del Norte” se lo pidiera.

Fuente: Juan Pando, “Crónica de una gran mentira”, El Mundo [en línea], septiembre de 2007.

©2014 ACFE-Capítulo México, A.C., Derechos Reservados.
Aviso de Privacidad
Asociación de Examinadores de Fraude Certificados Capítulo México
Tel. 5207-7557, 5536-0104 | seminario@acfe-mexico.com.mx