Sep/Oct 2014  |  Núm. 9


El arte de defraudarte

Cuidado con los juegos de habilidad mental “gratuitos”, las llamadas por cobrar fraudulentas y otras cosas más

Recuperando la ID: Análisis para la prevención del robo de identidad

Para liberarse de su nerviosismo, a Katie Duke le gustaba resolver Sudokus en el periódico. Sin embargo, esto no era suficiente y satisfacía su ansiedad descargando juegos “gratuitos” en varios sitios electrónicos: Grave error. Pronto habría de convertirse en víctima de una "sucia estafa con juegos numéricos."

De acuerdo con el sitio Scambusters, los defraudadores adjuntan macros (los elementos básicos de un programa de hojas de cálculo, Excel) a correos o los incrustan en portales de internet. Cuando los jugadores ansiosos hacen clic sobre anuncios de "juegos de Sudoku gratuitos" sin saberlo, descargan programas dañinos que aprovechan las debilidades del software de sus computadoras o celulares y roban su Información de Identificación Personal (PII). Si usted  quiere entretenerse con juegos de este tipo, mejor compre un librillo en cualquier puesto de periódicos.

¿Aceptaría esta llamada por cobrar?

Scambusters describe el "modus operandi de los estafadores": Estos seleccionan números  al azar para mandar mensajes pregrabados a teléfonos (fijos o celulares), en los cuales se solicita a víctimas potenciales, recibir llamadas por cobrar, que vienen de prisioneros. Para aceptar, deben presionar la tecla con el número "1". Por supuesto, es una trampa; esto permite que los reclusos, usen estas conexiones para hacer llamadas de larga distancia mientras éstas se cobran a las víctimas.

Aquellos que reciban estas llamadas (yo mismo recibí una hace seis meses), pueden pedirle a su compañía telefónica que bloquee esos números.

Spam, lejos de haber desaparecido 

De acuerdo con el Centro de Quejas por Delitos en Internet (IC3)1, los llamados spammers siguen enviando miles de millones de correos diariamente. Algunos de ellos, por supuesto, contienen programas que roban nombres y contraseñas de usuarios para acceder a sitios bancarios y obtener Información de Identificación Personal. (Consulte el artículo "Spam: delivering malware and advertising dangerous counterfeit goods" del 7 de Agosto del 2013.)

También es recurrente el envío de spam que anuncia productos ilegales o pirata usualmente hechos con materiales de mala calidad, que incluso llegan a ser peligrosos o dañinos.
Estos delincuentes cibernéticos buscan con mayor frecuencia a los usuarios de celulares por medio de mensajes que, al pretender provenir de sus compañías o bancos, roban información.
Según el IC3, los defraudadores están mandando mensajes con vínculos a programas de malware, a través de redes sociales, para robar listas de contactos y después sustraer información a éstos. El destinatario piensa que el mensaje viene de un amigo y proporciona información personal o a hace clic en un vínculo malicioso.
El IC3 nos recuerda que: "Si recibimos un correo que parece venir de una fuente confiable pero que nos pide información personal o financiera, no debemos responderlo", en vez de ello recomienda:
Texto original: Robert  Holtfreter, “Beware of ‘free’ puzzles, collect scam calls and more”,
Fraud Magazine [en línea], mayo-junio de 2014.

1 Internet Crime Complaint Center, es un organismo estadounidense, encargado de recibir denuncias relacionadas con distintos tipos de crímenes cibernéticos y promover su investigación.

Robert HoltfreterRobert E. Holtfreter, PH.D., CFE, CICA


©2014 ACFE-Capítulo México, A.C., Derechos Reservados.
Aviso de Privacidad
Asociación de Examinadores de Fraude Certificados Capítulo México
Tel. 5207-7557, 5536-0104 | seminario@acfe-mexico.com.mx