Sep/Oct 2015  |  Núm. 15






Tom Esslemont

En esta edición

En exclusiva:
Organizaciones de ayuda humanitaria reacias a revelar el fraude en toda su magnitud

LONDRES (Fundación Thomson Reuters) -Como el fraude abunda en zonas de conflicto y desastre, las organizaciones están bajo presión para que se abran a la corrupción. Un tercio de las 25 organizaciones más grandes del mundo se negaron a hacer pública su información sobre fraude, en una investigación de la Fundación Thomson Reuters.

Los datos recogidos de 12 de las 25 organizaciones no gubernamentales humanitarias (ONG) con el mayor gasto muestran pérdidas anuales de $2, 700,000– o el 0.03 por ciento de la facturación anual basada en datos suministrados por los años de 2009 a 2014.

Expertos en Transparencia dijeron que la cifra real probablemente sería mucho mayor si estuviera disponible la información de los grandes grupos de ayuda de los cuales se estima que gastan 18 mil millones de dólares al año a nivel mundial.

Ocho de las más grandes ONG se negaron a responder una encuesta pionera sobre la rendición de cuentas en las organizaciones de ayuda, justificando que reportaron sus pérdidas a los reguladores. Cinco de las mayores organizaciones dijeron que no habían tenido ningún desvío de fondos durante ese período.

"La mayoría de las ONG en muchos casos no reportarán el fraude como fraude, porque tendrán un largo rastro de papel viniendo sobre ellos", dijo el investigador en transparencia y desarrollo, Till Bruckner, autor del libro Aid Without Accountability.

"Las demandas de contabilidad en el campo no son realistas y se suman a las presiones asociadas con la ayuda a la gente, queriendo decir que el personal de la ONG a veces producirá documentación ficticia, dando así una ilusión de rendición de cuentas."

Otros expertos creen que las respuestas a desastres recientes y las denuncias de corrupción han obligado a los grupos de ayuda a depender de donaciones públicas para sus admitir pérdidas financieras en el campo.

Después del terremoto de Haití en 2010, algunos haitianos acusaron a las autoridades locales de retener deliberadamente la distribución de ayuda, lo cual obligó a un replanteamiento en el sector de las ONG, dice Craig Fagan, Directora de Política en Vigilancia Mundial Anticorrupción de Transparency International.

"Yo diría que en los últimos cinco años ha habido un cambio de marea", Fagan dice a la Fundación Thomson Reuters.

"[Ha habido] una realización, al menos a nivel global, esto se debe en parte a su licencia para operar, las organizaciones tienen que rendir cuentas de una manera radical ante personas con las que trabajan y con quienes las financian."

Mercy Corps dijo que fue defraudado en su programa de Afganistán en 2011, cuando un miembro del personal se fugó con fondos por valor de $257,670, después de cobrar un cheque que había alterado.

Una portavoz declaró que la pérdida, que fue recuperada a través de la póliza de seguro de la organización, representaba el 0.09 por ciento de los ingresos totales de ese año y que Mercy Corps alteró su relación bancaria para evitar que el problema se repitiera.

Visión Mundial Internacional, una de las más grandes ONG humanitarias en el mundo en términos de gastos, dijo que $1 millón (el 0.01 por ciento) de sus recursos se perdieron entre 2009 y 2013.

Un portavoz de la organización mencionó que esto se debía en gran parte por dos incidentes significativos que ocurrieron en la oficina de Visión Mundial de Zambia.

El primero, por valor de 262,000 dólares, fue resultado de la confabulación entre el personal, los proveedores externos y los banqueros; mientras que el segundo, que asciende a 306,000 dólares, estaba relacionado con el fraude del personal interno en las operaciones de adquisición.

La organización declaró que se encontró a los perpetradores y que fueron encarcelados, el personal superior en Zambia fue reemplazado y el 50 por ciento de los fondos desaparecidos fueron recuperados.

INFORMES SOBRE FRAUDES VISTOS COMO ONEROSOS

"Visión Mundial fortaleció sus controles de banca electrónica y sus mecanismos de aprobación. También establecimos nuevos procedimientos de auditoría interna para mejorar la detección de fraude, robo y colusión", dijo Rudo Kwaramba, líder regional de Visión Mundial que supervisa el trabajo de la organización en varias naciones africanas.

Care International, Oxfam GB, Plan International, el Consejo Noruego para los Refugiados, ActionAid, Handicap International, Concern Worldwide, Médecins sans Frontières (MSF), the American Jewish Joint Distribution Committee y el Consejo Danés para los Refugiados reportaron pérdidas entre 0.002 y 0.06 por ciento de su ingresos anuales.

El Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) reveló 14 casos de irregularidades financieras en nueve países, entre ellos Liberia, Afganistán y Pakistán. Su mayor pérdida financiera fue en Colombia, donde 50,000 dólares en materiales de construcción no llegaron a los beneficiarios previstos.

"Un miembro del personal admitió haber malversado los fondos y fue despedido", explicó un portavoz del NRC.

Los defraudados dijeron que el problema no era simplemente de robo.

"La corrupción que la organización enfrenta incluye casos de robo, soborno, malversación, nepotismo, pagos de facilitación, engaño, extorsión, abuso de poder", dijo un portavoz de MSF que brinda asistencia médica.

El portavoz de MSF comentó que en un incidente aislado, $790,000 de bienes materiales fueron saqueados o robados de sus instalaciones en la República Centroafricana en 2014.

Otras organizaciones optaron por no revelar información detallada de fraude, lo que alertó a algunos analistas de un entorno en el que se sabe que la corrupción es generalizada.

"Es necesario que haya más presión sobre las ONG para garantizar que proporcionen cifras claras que sean oportunas, confiables, útiles y comparables", dijo Robert Bourgoing, fundador de AidInfoPlus.org, un sitio web de asistencia en la transparencia.

El Comité Internacional de Rescate, Christian Aid y el Cuerpo Médico Internacional dijeron que no comparten públicamente los datos de fraude, sino que los reportan a los reguladores y que tienen mecanismos internos para hacerle frente.

Acción Internacional contra el Hambre (ACF), Catholic Relief Services, Feed The Children, Bolsa del Samaritano y Comunidades Globales no respondieron a la pregunta sobre el fraude que se incluyó como parte de un estudio más amplio sobre el personal de las ONG, los costos de recaudación de fondos y el impacto.

(Reporte de Tom Esslemont, Editado por Belinda Goldsmith; favor dar crédito a la Fundación Thomson Reuters, el brazo caritativo de Thomson Reuters, que cubre noticias humanitarias, derechos de la mujer, la corrupción y el cambio climático. Visite www.trust.org.)

 

Tomado y traducido de: Esslemont, Tom. (15 de julio de 2015). “Exclusive: Aid charities reluctant to reveal full scale of fraud”, Thomson Reuters, Nueva York: Handbook of Journalism [en línea].



Diplomado

Reporte a las Naciones 2014

©2015 ACFE-Capítulo México, A.C., Derechos Reservados.
Aviso de Privacidad
Asociación de Examinadores de Fraude Certificados Capítulo México
Tel. 5207-7557, 5536-0104 | seminario@acfe-mexico.com.mx